“LA MÚSICA PINTADA”, MUESTRA LA OBRA DE ENRIQUE OCHOA EN EL INSTITUTO CERVANTES DE VIENA.

  • Se trata de la primera exposición en el extranjero del denominado “pintor de la música” desde su fallecimiento en 1978.
  • Cuenta con la colaboración institucional del propio Instituto Cervantes, la Embajada de España en Austria, el Ministerio de Cultura de Austria así como el apoyo de Kaiserwetter, MasMóvil y la Fundación Cremades & Calvo-Sotelo.
 
El Instituto Cervantes en Viena (www.cervantes.es) acoge desde el día 10 de noviembre y hasta el 1 de febrero de 2017 la exposición “La música pintada”, impulsada y organizada por la Fundación Pintor Enrique Ochoa (www.enriqueochoa.com). Se trata de una nueva exposición para dar a conocer la obra del pintor, artista y humanista Enrique Ochoa (1891-1978), coincidiendo este año con las actividades programadas para conmemorar el 125 aniversario del nacimiento del artista. 
 
La muestra está formada por un total de 35 obras. El eje principal de la exposición son 31 dibujos realizados en tinta china y dedicados a Federic Chopin. Asimismo también son expuestas las obras “La catedral sumergida de Debussy” (óleo sobre lienzo de 1962 y que ilustra la exposición), “Sinfonía nº 9 de Beethoven” (óleo sobre lienzo de 1939) y “El pájaro de fuego de Strawinsky” (óleo sobre lienzo de 1944) junto con un autorretrato del pintor de 1930. 
 
La exposición cuenta con la colaboración institucional del propio Instituto Cervantes, la Embajada de España en Austria, el Ministerio de Cultura de Austria así como el apoyo de Kaiserwetter (http://es.kaiserwetter.energy/), MasMóvil (www.masmovil.es) y la Fundación Cremades & Calvo-Sotelo (www.cremadescalvosotelo.com).
 
Según explica José Estévez, Presidente de la Fundación Pintor Enrique Ochoa, “esta primera exposición de Ochoa en el extranjero desde su fallecimiento en 1978 supone también una aproximación a la obra del gran pintor vienés Gustav Klimt. Sin duda el modernismo y la mujer son los principales nexos de unión de estos grandes artistas. Fueron, tanto Ochoa como Klimt, románticos en el fondo y en la forma. Formados bajo los criterios de un academicismo clásico, los dos eran excelentes dibujantes a lápiz, que gracias a su extensa producción de bocetos e ilustraciones podemos admirar en esta exposición en el Instituto Cervantes”. 
 
La Fundación Enrique Ochoa, conmemora en 2016 el 125 aniversario del nacimiento del pintor, y para ello ha venido organizando una serie de exposiciones, conciertos y conferencias. Caben destacar las exposiciones “La mujer Ochoa” en el Museo Cerralbo de Madrid con 25.000 visitantes, “Ochoa, la música pintada” en el Museo Municipal de El Puerto de Santa María a las que se suma ahora la muestra en Viena. 
 
Por otra parte, a lo largo de este año, la Fundación Enrique Ochoa también se ha sumado a los actos del centenario de la muerte del gran poeta, periodista y diplomático nicaragüense Rubén Darío (1867-1916). Enrique Ochoa fue ilustrador de sus obras completas y la Fundación ha colaborado en las exposiciones “Rubén Darío: una historia en fragmentos de papel” organizada conjuntamente por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) así como en la muestra “Azul… más allá del color” organizada por Monart, Arte Contemporáneo en el Real Monasterio de Santo Tomás de Ávila.
 
 
 
 
Exposición “Enrique Ochoa: La Música Pintada”
 
Lugar: Instituto Cervantes en Viena (Austria)  
Dirección: Schwarzenbergplatz 2 (1010 Viena) 
 
Fechas: 10 noviembre 2016 ‐ 1 febrero 2017.
 
Entrada libre y gratuita
 
Organizan: Fundación Pintor Enrique Ochoa y el Instituto Cervantes Viena
Colaboran: Embajada de España en Austria y  Ministerio de Cultura de Austria 
Apoyo: Kaiserwetter, MasMóvil y Fundación Cremades & Calvo-Sotelo
 
Teléfono:  +43 1 505 25 35 15
viena.cervantes.es
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  
 

LA EXPOSICIÓN “LA MÚSICA PINTADA” RECIBE 1500 VISITANTES EN EL INSTITUTO CERVANTES DE VIENA

  • Éxito de la primera exposición en el extranjero del denominado “pintor de la música” desde su fallecimiento en 1978, abierta al público desde el pasado 10 de noviembre y muy valorada por la sociedad civil austriaca.
  • Juan Manuel Bonet, recién nombrado nuevo director del Instituto Cervantes, estudioso de la obra de Ochoa, afirmó que “Ochoa tiene asegurado un lugar en la historia del libro por sus ilustraciones” al igual que “hay un tipo de mujer Ochoa”.

El Instituto Cervantes en Viena (www.cervantes.es) ha clausurado la exposición “La música pintada”, impulsada y organizada por la Fundación Pintor Enrique Ochoa (www.enriqueochoa.com) y que ha recibido 1535 visitantes desde su inauguración el pasado 10 de noviembre. Una exposición que ha servido para dar a conocer la obra del pintor, artista y humanista Enrique Ochoa (1891-1978), coincidiendo con las actividades programadas para conmemorar el 125 aniversario del nacimiento del artista.

La muestra formada por un total de 35 obras, muy valorada por la sociedad civil austriaca y que fue inaugurada entre otras personalidades por Benita Ferrero-Waldner –que fuera Comisaria Europea y Ministra de Asuntos Exteriores de Austria- y el director de orquesta español en Viena Guillermo García Calvo, ha contado con la colaboración institucional del propio Instituto Cervantes (con Carlos Ortega como director en Viena), la Embajada de España en Austria (con el Embajador Alberto Carnero al frente), el Ministerio de Cultura de Austria así como el apoyo de Kaiserwetter (http://es.kaiserwetter.energy/), MasMóvil (www.masmovil.es) y la Fundación Cremades & Calvo-Sotelo (www.cremadescalvosotelo.com).

Cabe destacar que el ahora recién nombrado nuevo director del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet, ha sido uno de los principales estudiosos de la obra de Enrique Ochoa. En el catálogo de la exposición retrospectiva celebrada en 2009 en el Espacio para el Arte Caja Madrid, Bonet afirmaba que “las Obras Completas de Rubén Darío, ilustradas por Enrique Ochoa, fueron nada menos que veintidós volúmenes. Aunque sólo hubiera realizado esta obra, Ochoa ya tendría garantizado un lugar en la historia del libro” al igual que aseguró que “hay un tipo de mujer Ochoa”.

Al cierre de la muestra en Viena, José Estévez, Presidente de la Fundación Pintor Enrique Ochoa, “valoraba esta exposición como un ejemplo de colaboración público-privada con el Instituto Cervantes para acercar la gran riqueza del arte español a todo el mundo”. El eje principal de la exposición han sido 31 dibujos realizados en tinta china y dedicados a Federic Chopin.

 

 

LA SERIE DE DIBUJOS “IMÁGENES INTERNAS” DE ENRIQUE OCHOA SE EXPONEN POR PRIMERA VEZ EN EL CENTENARIO DE RUBEN DARÍO

Ochoa fue autor de las ilustraciones de la Obras completas de Rubén Darío y  más de 2000 ilustraciones para las mejores revistas de la primera parte del siglo XX, novelas cortas y otras piezas literarias.
 
La exposición se puede visitar gratuitamente en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid (C/ Noviciado, 3) hasta el 22 de diciembre (de 9 a 20,30 horas).
 
 
La exposición “Rubén Darío: una historia en fragmentos de papel” organizada conjuntamente por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID),  en la que colabora la Fundación Pintor Enrique Ochoa (www.enriqueochoa.com) junto al Museo Reina Sofía, muestra por primera vez al público la serie de dibujos “Imágenes Internas” del pintor, artista y humanista Enrique Ochoa (1891-1978). La exposición sobre Rubén Darío conmemora así el centenario de la muerte del poeta difundiendo su obra y vida en un completo programa de actividades, que se desarrollan en dos sedes: la Biblioteca Histórica de la UCM y la Biblioteca de la AECID.
 
Se trata de una selección de 12 dibujos originales de la serie “Imágenes Internas”, realizados en plumilla a tinta sobre papel (de 42x49 cm cada uno), entre los años 1914 y 1917 por Enrique Ochoa. Dibujos inéditos que se exponen por primera vez al público en Madrid, junto a un autorretrato, óleo sobre lienzo, de Ochoa de 1930. 
 
En opinión de  José Estévez, Presidente de la Fundación Pintor Enrique Ochoa, “el estilo de estos dibujos, dotados de una gran sensualidad, corresponde al modernismo en que militó Enrique Ochoa en esos años desde su primera exposición individual en la capital en 1915. Y su simbolismo alegórico y poético entronca con las ilustraciones que el pintor hizo para Ruben Dario en sus obras completas de veintidós volúmenes. Todas  ellas ilustradas por Ochoa, portadas, poemas y ornamentación interior de los libros que se exponen”. 
 
Los dibujos están seleccionados de una colección más amplia de 40 piezas propiedad de la Fundación Pintor Enrique Ochoa, denominada por el propio autor “Imágenes Internas” y dividen su temática en dos apartados: A) Alegoría simbolista de la eternidad y teosofía cósmica propia de la cosmovision modernista y B) El relato de la vida bohemia del pintor en su buhardilla de Paris en esos años. 
 
     
 
 
Ruben Dario encargó a Enrique Ochoa la ilustración de sus obras completas. Ochoa frecuentaba en Madrid el círculo de José Francés  el gran dramaturgo y critico modernista quien le introdujo en la capital en el entorno poético de Gomez de la Serna, Emilio Carrere, Lasso de la Vega, Hoyos y Vinent y Correa Calderón. Este era su círculo íntimo en el Madrid de 1915/17 como pintor afamado y reconocido por la prensa (La Esfera y Blanco y Negro), abanderado del modernismo y art decó junto con sus amigos el escultor Juan Cristobal y el dibujante del diario El Sol, Luis Bagaría.
 
La Fundación Enrique Ochoa, que conmemora también este año el 125 aniversario del nacimiento del pintor, se suma al recuerdo del gran poeta, periodista y diplomático nicaragüense Rubén Darío (1867-1916) en el centenario de su muerte a los 49 años. 
 
Desde sus inicios, Ochoa se caracterizó como un retratista excepcional en el contexto del primer cuarto del siglo XX, destacando también por su magistral técnica del dibujo como ilustrador de libros o de las principales revistas de la época como "Por esos Mundos", “La Esfera”, “Nuevo Mundo”, “Mundo Latino”, “Estampa” o “Blanco y Negro”.
 
Considerado el padre del modernismo literario de la poesía en castellano del siglo XX, Darío fue autor de “Azul” (1888), “Prosas Profanas”(1896) y “Cantos de vida y esperanza” (1905) entre otras obras de referencia. Fue periodista y cronista desde Francia, Italia y España donde estableció gran relación con Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado y Valle-Inclán. 
 
Cabe destacar que Rubén Darío viaja en 1913 a Mallorca y se aloja en al Cartuja de Valldemosa, la misma en la que llegó a estar Federic Chopin y George Sand y en la que entre 1940 y 1949, Ochoa se recluye en la celda número 4. En este lugar místico Ochoa crea su “Plástica Musical” dónde plasma las imágenes que le sugerían las composiciones musicales principalmente de Chopin pero también de los grandes maestros como Beethoven, Debussy, Bach, Albéniz o Falla, entre otros.
 
 
 
Exposición “Rubén Darío: una historia en fragmentos de papel”
 
Lugar: Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid. 
Dirección: C/ Noviciado, 3. Madrid.
 
Fechas: 15 septiembre ‐ 22 diciembre 2016.
Horarios: Lunes a viernes, de 9:00 a 20:30 horas
 
Entrada libre y gratuita
 
Organizan: Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)
 
Colaboran: Fundación Pintor Enrique Ochoa y Museo Reina Sofía
 
 

Ochoa en la prensa

LA EXPOSICIÓN “LA MÚSICA PINTADA” DE ENRIQUE OCHOA EN EL MUSEO MUNICIPAL DE EL PUERTO DE SANTA MARÍA

  • La Fundación Pintor Enrique Ochoa continúa en 2016 con los actos de conmemoración del 125 aniversario del nacimiento de este polifacético artista y humanista gaditano de El Puerto de Santa María.

El Museo Municipal de El Puerto de Santa María, en su sede del Hospitalito (calle Ganado esquina con calle Zarza), acoge hasta el próximo día 24 de julio  “La música pintada” del pintor Enrique Ochoa. Esta muestra ofrece al visitante la oportunidad de contemplar y disfrutar de obras que relacionan al artista con la plástica musical. No en vano, se conoce a Enrique Ochoa como el pintor de la música, ya que Beethoven, Strawinsky, Wagner, Debussy, Casals o Falla influyeron en la obra de este destacado pintor e ilustrador del siglo XX. 

La teniente de alcalde de Cultura y Patrimonio Histórico, María Eugenia Lara, ha mostrado su “enorme satisfacción por poder contar en El Puerto con esta exposición de gran calidad artística” y ha agradecido a los nietos del pintor el préstamo de las nueve magníficas obras que se muestran. Asimismo, ha dado las gracias a la Fundación Pintor Enrique Ochoa, “que viene desarrollando una loable actividad de conservación y difusión de la obra de este genial artista”.

“Las y los portuenses tenemos que saber que El Puerto es la ciudad natal de Enrique Ochoa, uno de los más importantes artistas españoles del siglo XX, y tenemos que conocer su obra y disfrutar de ella. Por esta razón le hemos dedicado este año el Día Internacional de los Museos, en el 125 aniversario de su nacimiento”, ha señalado Lara.

Por su parte, José Estévez Ochoa ha destacado que “la obra de este pintor portuense se ha expuesto en muchos museos del mundo, pero lo más vanguardista de Ochoa está hoy en este Hospitalito”. También ha recordado que, a pesar se de ser un artista cosmopolita y de haber vivido en múltiples países, Ochoa se calificaba así mismo, por encima de todo, como “un pintor portuense”. Ese amor por su ciudad natal se vio reflejado en las donaciones que, en distintas épocas, realizó a El Puerto y a la Academia de Bellas Artes Santa Cecilia.

Esta exposición fue inaugurada el pasado 18 de mayo con motivo Día Internacional de los Museos con una serie de actividades en torno a la figura del pintor, que incluyeron talleres didácticos de dibujo y estampación sobre tela en torno a su cuadro “La catedral sumergida” y  un concierto de piano a cargo del pianista Alberto González Calderón, que interpretará obras de Debussy, Casals, Falla, Beethoven.

El acto de inauguración corrió a cargo de la teniente de alcalde de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento portuense, María Eugenia Lara,  y de José e Isabel Estévez Ochoa, nietos del pintor y patronos de la Fundación Pintor Enrique Ochoa.